Get Adobe Flash player

reciclar

Ideas para reciclar bolsas de plástico

Ideas para reciclar bolsas de plástico
Reutilizar bolsas de plástico viejas es algo que solemos hacer a menudo, pero lo que no resulta tan habitual es reciclarlas para transformarlas en algo distinto. Sin embargo, las posibilidades son casi infinitas, y los resultados realmente fantásticos en muchas ocasiones.

Acumular bolsas de plástico hasta hacer rebosar un cajón resulta de lo más frecuente, por lo que será fácil que contemos con una materia prima muy versátil para llevar a cabo unproyecto de reciclaje único y sorprendente.

Eso sí, hemos de tirar de imaginación o seguir tutoriales que nos guíen para hacer desde unas pulseras hasta una pantalla de luz con volantes e incluso una flor o, en el plano práctico, desde una cestita hasta una alfombrita o un ovillo de un peculiar hilo de plástico.

Un mundo de posibilidades

Convertir cualquier tipo de bolsas de plástico en pulseras es posible enrollando finas tiras previamente enroscadas sobre sí mismas sobre un brazalete metálico, tal y como nos sugiere el blog de diseño Doesshenow. O, si lo práctico es lo nuestro, simplemente habremos de cortarlas en tiras y hacer de ellas una sola hebra que finalmente se convierta en cualquier otra cosa: cestas, esterillas, bolsos, etc.

Ideas para reciclar bolsas de plástico
Que una vulgar bolsa de plástico se transforme en una bonita flor que nunca se marchita sólo es cuestión de tomar las bolsas coloridas y echarle paciencia y magín o, si se desea, también podemos seguir el paso a paso propuesto en el site Inestructables.

Por último, las pantallas de las lámparas pueden confeccionarse con el plástico de las bolsas, ya sea por completo o en parte. El resultado, como se observa en una de las imágenes, es tan genial y creativo como fácil el proceso, que simplemente consiste en cortarlas en tiras largas y enrollarlas antes de colocarlas una junto a otra.

fuente:http://www.ecologiaverde.com/ideas-para-reciclar-bolsas-de-plastico/

Hoteles Hilton reciclará el 85% de sus colchones

Hoteles Hilton reciclará el 85% de sus colchones
La cadena de hoteles Hilton ha anunciado un nuevo programa de reciclaje de sus colchones: más del 85% de los colchones de los hoteles serán reciclados para fabricar otros productos. Los colchones serán desechados en vertederos especializados donde se separará cada componente para que pueda ser reciclado en otro producto.

Con los muelles de acero, por ejemplo, se pueden hacer partes de automóviles, materiales de construcción o herramientas. La madera se puede reutilizar para fabricar muebles como estanterías, piezas para el suelo o productos de madera conglomerada. Las fibras de algodón se puede convertir en alfombras o servir como relleno. Por último, los desechos del edredón pueden ser reciclados en relleno para alfombras.

La cadena de hoteles, sólo en Estados Unidos, ha comprado más de 50.000 colchones en los últimos dos años, según ha señalado el vicepresidente de Ingeniería, Servicio de limpieza y Servicio de Lavandería de la empresa, Randy Gaines. El programa de reciclaje de colchones representa una oportunidad para los hoteles de Hilton en todo el mundo.

Además, la iniciativa ofrece un modo de ahorrar costes para los propietarios de los hoteles y subraya el compromiso de Hilton para reducir la generación de residuos.

El promedio de vida recomendado para un colchón en un domicilio particular es de diez años. Sin embargo, en los hoteles, en muchos casos, este tiempo útil se reduce por un mayor uso. Por ello, Hilton sustituye los colchones cada cinco o siete años.

Gestión de energía y residuos

No es la única medida en favor del medio ambiente de la cadena Hilton. El sistema de gestión LightStay registra y analiza la sostenibilidad del hotel, mide el gasto de energía, carbón, residuos, agua, almacenamiento de productos químicos, el transporte, la limpieza, el uso de productos de papel y la calidad del aire. Además, Hilton dona cuando se renuevan las habitaciones a organizaciones locales sin ánimo de lucro.

Hilton está trabajando para reducir su impacto ambiental. En octubre, Hilton publicó sus resultados de 2011 y anunció que la compañía había logrado su objetivo de reducir los residuos en un 20%, en sólo tres años, en vez de los cinco previstos.

fuente: ecologismos.com

Convierte una polera vieja en un lindo pañuelo

pañuelo hecho en casa

Todos hemos sufrido la pena de tener que convertir en trapero alguna de nuestras prendas favoritas. Hoy te enseñamos cómo tus poleras pueden evitar ese triste desenlace y seguir siendo parte de tu guardarropa.

Materiales

  • - Una polera (camiseta) que ya no puedas seguir usando
  • - Tijeras
  • - Regla para marcar
  • - Lápiz mina

Paso a paso:

  1. - Toma la polera y marca una línea recta bajo las mangas. Corta, cuidando que quede derecho. Desecha la parte superior, pues sólo usaremos la parte de abajo de la polera.
  2. - Calcula un poco menos de la mitad del trozo de género inferior y marca con una línea recta.
  3. - Corta flecos delgados, cuidando que queden todos hasta la altura de la línea que trazaste y ¡listo! en solo unos minutos tendrás un lindo pañuelo ideal para la media estación.

Tip: puedes agregar mostacillas o cuentas en algunos de los flecos y darle un toque más personal a tu nueva prenda de vestir.

Fuente: Tu remera o polera en una pañuelo que te guste (ClanEco)

vía: veoverde

Reciclado de pilas y baterías

Reciclado de pilas y baterías. Si bien parece inofensivo tirar una pequeña pila a la basura, mezclada con otros residuos, este acto puede ser muchísimo más peligroso que lo que se cree.

Hay tantos dispositivos que funcionan con pilas y baterías que finalmente se junta una gran cantidad y no siempre se cuenta con lossitios adecuados para el reciclado.

Las pilas tienen en su interior sustancias peligrosas como el mercurio, el plomo y el cadmio. Es por esto que su reciclaje debe hacerse de manera especializada,  por instituciones preparadas para reciclar estas sustancias o gestionarlas de forma que no perjudiquen el medio ambiente.

Una sola pila puede contaminar miles de litros de agua. La forma de reciclarlas es diferente en cada tipo de pilas. Algunas se reciclan recuperando las sustancias químicas mediante distintos métodos, como la destilación, en otros casos las pilas simplemente se entierran en sitios apropiados, llamadosvertederos controlados.

Si no tienes un contenedor de pilas cerca, lo más adecuado es guardarlas en un frasco de vidrio cerrado, hasta que localices el sitio adecuado donde depositarlas o entregarlas para su reciclado. En realidad ocupan poco sitio, y puedes tardar más de un año en llenar un recipiente de un litro.

fuente: Ecologismo

Reciclando crayones (crayolas)

Los crayones son lapices hechos de cera, todos los que tenemos hijos, sabemos cuanto disfrutan estos con los crayones, pero siempre van quedando pedacitos de crayones de todos colores por ahí, llego la hora de reciclarlos en nuevos crayones multicolores (aunque si tenemos muchos se puede hacer de un solo color)214 660x660 Reciclando crayones (crayolas)

Para este proyecto necesitamos los pedacitos de crayones viejos o rotos, una placa para horno de con formas, de esas que su utilizan para hacer magdalenas por ejemplo, un horno y listo.

Lo primero es quitar todos los restos de papel que puedan tener los crayones y partir si hay algún trozo muy grande para lograr que todo queden mas o menos del mismo tamaño, al mismo tiempo poner el horno a pre-calentar a la máxima temperatura.

219 660x883 Reciclando crayones (crayolas)

llenamos los moldes con los trozos de crayones dejando algo de espacio libre, si lo llenamos demasiado puede salirse y hacer un buen lió.

227 660x883 Reciclando crayones (crayolas)

Cuando el horno alcance su máxima temperatura, ponemos la bandeja con los crayones en unos 8 minutos aproximadamente, esto depende del tipo de horno, los crayones se funden y forman uno solo, ya esta, los quitamos del horno, y dejamos que enfríen en la mesada de la cocina.

234 660x883 Reciclando crayones (crayolas)

Una vez que alcancen nuevamente la temperatura ambiente y esten ya solidos, los liberamos del molde, con un cuchillo u otro objeto marcar un poco el borde, deberían salir sin problemas.

230 660x883 Reciclando crayones (crayolas)

Listo; a disfrutar y seguir dibujando, la forma dependerá del molde que consigamos, con lo que además podemos utilizar la técnica para hacer elementos decorativos o lo que se nos ocurra; es algo fácil y divertido para hacer en familia o en el centro de enseñanza y mostrar a los niños la importancia de reciclar y reutilizar siempre que se pueda.

fuente: Ecocosas

Reducir, reutilizar y reciclar, la regla de las tres R

Reducir, reutilizar y reciclar, la regla de las tres R. Cuando sientes la necesidad de hacer algo por el medio ambiente, pero no sabes por dónde empezar, o dudas de tus posibilidades, una buena opción es atenerte a esta sabia regla.

El concepto de las 3R, fue difundido por Greenpeace, agrupando en las ideas de reducir, reutilizar y reciclar, las acciones básicas necesarias para llevar una vida sostenible.

La situación actual del planeta es delicada, ya que el hombre ha modificado muchos aspectos de la naturaleza, rompiendo los equilibrios imprescindibles para la continuidad de los diversosecosistemas.

Es una responsabilidad humana detener el deterioro ambiental, y ello sería posible ateniéndose a esta tres actitudes.

Reducir se refiere principalemente a consumir menos, ir saliendo de la enajenación de comprar todo tipo de objetos, los cuales la mayoría de las veces terminan en la basura, y por lo tanto contaminando el medio ambiente. Asimismo es necesario reducir el gasto de energía, ya que las fuentes actuales son altamente contaminantes. Reducir el uso de agua, es uno de los significados más importantes que conlleva esta R.

Reutilizar es otra de las actitudes que es necesario poner en práctica para disminuir la contaminación y parar de degradar el medio ambiente. Es necesario utilizar al máximo las cosas que ya tenemos, de modo de evitar comprar cosas nuevas, sobre todo aquellas que tienen una corta vida o están hechas de materiales contaminantes como el plástico.

Reciclar, es una forma de reutilizar, ya que empleamos la materia prima ya existente para crear nuevas cosas sin necesidad de gastos energéticos y sin aumentar el volumen de residuos. El reciclaje ha de volverse un hábito, para poder conseguir un equilibrio entre lo que se produce, lo que se consume y lo que se desecha, intentando que siempre generar la menor cantidad posible de basura. Reciclar vidrio, materia orgánica o plástico, son algunos ejemplos.

Aplicando en la vida cotidiana  el concepto de las tres R, estarás ayudando a mejorar tu entorno, y si muchas personas lo llevan a la práctica, la Tierra podría recobrar su salud y equilibrio.

fuente: Ecologismo

Ya reciclábamos hace 13000 años

Así se ha visto con el estudio de piezas procedentes del yacimiento El Molí del Salt

Es la primera vez que se hace un estudio sistemático de este tipo sobre artefactos quemados

El reciclaje de herramientas de piedra durante la Prehistoria ha sido un tema poco tratado tradicionalmente debido a las dificultades para identificar esta práctica en el registro arqueológico, ya que hay que diferenciar dos momentos en la secuencia de manipulación de un objeto, separados por un intervalo durante el cual el artefacto ha sufrido algún tipo de alteración. Ahora un estudio del IPHES (Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social) y del Área de Prehistoria de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona (URV) demuestra que el reciclaje de herramientas era ya un hecho habitual hace 13.000 años (Paleolítico superior). Así se ha visto con el estudio de restos quemados procedentes del yacimiento El Molí del Salt (Vimbodí i Poblet), siendo la primera vez que se hace una búsqueda sistemática sobre artefactos quemados. La investigación se ha publicado en el Journal of Archaeological Science .

eines reciclades p Ya reciclábamos hace 13000 años 

Piezas recicladas. Las líneas remarcan la zona donde se ha efectuado el reaprovechamiento de las piezas - IPHES

“En Molí del Salt hemos analizado la práctica del reciclaje a través de los artefactos quemados, ya que en éstos se puede identificar fácilmente cuando se ha producido una modificación posterior a la exposición al fuego”, comenta Manolo Vaquero, director de las excavaciones que cada año se están llevando a cabo en este yacimiento. ”En el yacimiento de Molí del Salt esta búsqueda se ve favorecida por el alto porcentaje de restos quemados que hay en el, las piezas corresponden al Paleolítico Superior final, con una antigüedad cercana a los 13.000 años.

Los resultados obtenidos señalan que el reciclaje de artefactos fue un fenómeno habitual durante el Paleolítico Superior. Sin embargo, esta práctica no se documenta de la misma manera, para todas las clases de artefactos. ”El uso de herramientas recicladas es más común en el caso de aquellos destinados a las actividades domésticas y parece asociado a necesidades inmediatas”, puntualiza Vaquero. El reciclaje se asocia a un comportamiento expeditivo, una forma fácil y rápida de disponer de una herramienta cuando surge la necesidad. En cambio, las herramientas empleadas en la caza, como las puntas de proyectil, no fueron casi nunca fabricadas a partir de artefactos reciclados.

excavacions moli salt12 p Ya reciclábamos hace 13000 años

Excavaciones en el Molí del Salt la pasada primavera - Jordi Mestre / IPHES

Otro resultado importante es que los artefactos dobles (es decir, los que combinan dos herramientas en una misma pieza) muestran una mayor incidencia del reciclaje. Esto indica que una parte importante de estos artefactos nos fueron concebidos desde el comienzo como artefactos dobles, sino que primero se fabricó una herramienta y la segunda fue añadida posteriormente, cuando el artefacto fue reciclado. Esto indica la historia de los artefactos (es decir, la secuencia de modificaciones que han experimentado a lo largo del tiempo) es fundamental para entender su morfología final.

El reciclaje es importante desde diferentes puntos de vista, comenta Manolo Vaquero. Por ejemplo, “tiene una importancia económica, ya que incrementa la disponibilidad de los recursos líticos, especialmente en contextos de escasez. Cuando se necesita una herramienta, no es necesario desplazarse hasta los afloramientos de materia prima, que pueden estar alejados del lugar de empleo, sino que se puede simplemente coger un artefacto que había sido abandonado por los grupos que habían ocupado el yacimiento con anterioridad. Además, se puede considerar un ejemplo de sostenibilidad en la gestión de los recursos “, asegura.

Por otro lado, es un factor importante en la interpretación de los yacimientos, ya que estos se convierten no sólo lugares que servían para vivir, sino también lugares de aprovisionamiento de recursos, lo que se intensifica debido a esta función de lugar de aprovisionamiento.

Por otra parte, puede ser un factor de modificación y alteración de los yacimientos, ya que algunos artefactos pueden ser desplazados desde el lugar donde fueron depositados originalmente o incluso los individuos que buscan herramientas pueden excavar o remover sedimentos.

En tercer lugar,  también importa  a la hora de interpretar la morfología de los artefactos, ya que la forma de algunas herramientas puede ser el resultado de diferentes episodios de modificación y no la consecuencia de un diseño inicial. Esto es muy significativo sobre todo desde el punto de vista del valor cultural de los objetos, especialmente en periodos como el Paleolítico superior, en los que se tiende a asumir que la forma de los objetos es siempre el reflejo de una imagen mental bien definida.

fuente: ecocosas

El Arte del Reciclaje

Con este video mostramos que el reciclaje también es arte, podrán ver algunas ideas de como reutilizar materiales.

Reflexionar, rechazar, reducir, reutilizar, reciclar, redistribuir y reclamar

Reflexionar, rechazar, reducir, reutilizar, reciclar, redistribuir y reclamar. Los consumidores que asumen estas siete acciones contribuyen a conservar el medio ambiente, a lograr un mundo más equitativo y, de paso, ahorran dinero. Varios consejos sencillos de realizar harán posibles estas siete erres del consumidor “verde”.

Reflexionar 

Los consumidores ecológicos son reflexivos y críticos. Reconocen que los seres humanos, como los demás seres vivos, forman parte de un todo interrelacionado: la naturaleza. Cualquier acción que antepone a los seres humanos en detrimento de la naturaleza repercute de forma directa o indirecta en el bienestar humano actual y el de las generaciones venideras. La información y la educación ambiental son claves para que los ciudadanos puedan repensar su manera de consumir.

consumo responsable Reflexionar, rechazar, reducir, reutilizar, reciclar, redistribuir y reclamar

Las decisiones coherentes con esta postura son muy diversas: elegir bienes y servicios comprometidos con el medio ambiente, caminar, ir en bicicleta o en transporte público en lugar del coche privado, apoyar el uso de las energías renovables y huir en lo posible del uso de combustibles fósiles, consumir alimentos frescos, de temporada y cercanos, vestir ropas realizadas con fibras naturales, etc.

Rechazar

Los productos tóxicos, no biodegradables o no reciclables deben quedarse fuera de la lista de la compra. Este tipo de productos pueden estar en muchos ámbitos del hogar y, siempre que se pueda, hay que rechazar su uso y sustituirlos por otros más respetuosos con el medio ambiente. La limpieza de la casa o de la colada se pueden hacer de manera ecológica sin recurrir a productos industriales.

Las etiquetas y la información al consumidor de los productos pueden ayudar a discernir cuáles hay que rechazar. Conocer bien los símbolos de reciclaje puede servir para saber si los materiales se recuperarán cuando acabe su vida útil.

peligro productos toxicos Reflexionar, rechazar, reducir, reutilizar, reciclar, redistribuir y reclamar

Algunos productos tienen un gran impacto ambiental y, por ello, conviene rechazarlos. Es el caso de los artículos que utilizan CFC, causantes de la destrucción de la capa de ozono, otros que tienen una alta huella de carbono, consumen una gran cantidad de agua virtual, causan la deforestación de bosques vírgenes, se basan en el tráfico ilegal de especies amenazadas o utilizan artes de pesca ilegales o sobreexplotan de los caladeros, entre otros. Como posibles sustitutos, se pueden consumir los productos que garantizan la utilización sostenible de los bosques (sello FSC) o de los recursos pesqueros (sello MSC), los productos ecológicos o de comercio justo.

Reducir

El resultado de la fórmula es evidente: menos bienes, menos gastos, menos explotación de los recursos naturales y menos contaminación y residuos. No hay que dejar de consumir, sino hacerlo con cabeza. Antes de adquirir un nuevo producto, conviene preguntarse si de verdad es necesario.

Los consumidores pueden reducir su impacto ambiental de muchas maneras. Al comprar, hay que evitar los productos con un empaquetado excesivo. Siempre que se pueda, hay que elegir los tamaños grandes y los productos concentrados para generar menos basuras y, a la vez, ahorrar dinero. El agua no es un bien inagotable aunque lo parezca cada vez que se abre el grifo. Diversos consejos permiten reducir su consumo sin que sufra el nivel de bienestar. De igual manera, la generación de energía supone la utilización en gran parte de combustibles que generan contaminación, como el petróleo o materiales radiactivos, y la explotación de la naturaleza. El gasto en energía también se puede disminuir en casa mediante unas cuantas pautas sencillas.

Reutilizar

Prolongar la vida útil de los bienes contribuye al ahorro doméstico y a disminuir el impacto ambiental. Los envases o productos de usar y tirar son la antítesis de un consumo responsable y ecológico.

547406 247597672009879 1137378185 n Reflexionar, rechazar, reducir, reutilizar, reciclar, redistribuir y reclamar

La reutilización es posible de muchas formas. Al hacer la compra, conviene llevar bolsas de tela o de otros materiales que permitan su uso prolongado y eviten las perjudiciales bolsas de plástico. Las baterías recargables son menos nocivas que las de un solo uso. Las hojas de papel se pueden utilizar por ambos lados y las cajas de cartón se pueden aprovechar más veces para guardar otros objetos. Los libros, los discos, la ropa, etc. se pueden intercambiar entre familiares y amigos, y tampoco está de más darse una vuelta por los mercados de segunda mano. Lo barato sale caro, no solo para el bolsillo, sino también para el medio ambiente. Los productos muy baratos de mala calidad no duran nada y acaban en la basura. En su lugar, los bien elaborados se pueden reutilizar más veces. Cuidar de manera adecuada los productos, hacer caso de las recomendaciones de los fabricantes y repararlos siempre que se pueda favorecerá que duren más. Una forma más sofisticada de reutilizar es el denominado “upcycling“, que transforma un objeto sin uso o destinado a ser un residuo en otro de igual o mayor utilidad y valor. Los consumidores logran nuevos productos y se ahorran dinero.

Reciclar

Separar los residuos de manera adecuada para su posterior reciclaje es una acción con múltiples beneficios medioambientales. Las basuras recicladas no acaban en los vertederos, cada vez más saturados, los materiales desechados se aprovechan para elaborar nuevos bienes y, por ello, se evita la extracción de nuevas materias primas y se reduce el consumo de energía en su elaboración. Al reciclar una lata de aluminio, se ahorra una cantidad de energía similar a la que consume un televisor durante tres horas. Un bien con aluminio reciclado consume un 5% de la energía que necesitaría si se basara en material virgen. EROSKI CONSUMER ofrece a través de su Escuela de Reciclaje o de sus distintos artículos toda la información necesaria.

De manera similar, los consumidores también pueden practicar el compostaje, un sistema que transforma la basura orgánica en varias aplicaciones ecológicas.
Redistribuir

Los desequilibrios entre los países ricos y pobres no sólo afectan a sus habitantes, sino también al medio ambiente. La humanidad ha duplicado en los últimos 40 años su huella ecológica global, de manera que el consumo actual se basa en la utilización de los recursos de otros territorios o de generaciones futuras. Si todas las personas del mundo vivieran como un ciudadano medio de EE.UU. o de Emiratos Árabes Unidos, se necesitarían más de 4,5 planetas Tierra. La huella ecológica de los españoles también es alta: se requieren más de tres superficies como la de España. El medio ambiente y la humanidad no pueden soportar de manera indefinida este desarrollo insostenible y, por ello, hay que redistribuir el consumo de manera equitativa. Los productos con una menor huella ecológica o basados en principios de comercio justo pueden disminuir estas diferencias.

Reclamar

Los consumidores pueden y deben tener una participación activa en las actividades que influyen en su vida cotidiana. La ley ampara la posibilidad de reclamar y exigir actuaciones que contribuyan a mejorar el medio ambiente y la calidad de vida de los ciudadanos. Las líneas de acción son muy diversas: reclamar a las instituciones más medidas para conservar y recuperar el medio ambiente, reclamar más infraestructuras para poder reciclar, reclamar un mayor apoyo a los productos ecológicos y a las energías renovables, reclamar el uso de bolsas reutilizables en los supermercados en vez de las de usar y tirar, reclamar más productos reciclados y reciclables, reclamar más información medioambiental, etc.

Los consumidores son la base del sistema productivo y sus decisiones de compra pueden modificar las tendencias del mercado. Por ello, realizar un consumo responsable es una manera indirecta de reclamar a las empresas que incluyan la variable ecológica en sus bienes y servicios.

fuente: Ecocosas

Reciclar es para Todos

Reciclar es para todos

ideas para reciclar

Para los que aún no están convencidos a reciclar en su vida diaria le exponemos varias razones, aunque el listado sería interminable. Primero les damos unos cuantos datos que os animarán a proteger el medio ambiente.

-Por cada tonelada de papel que se recicla, se salvan 17 árboles y se ahorran 21 mil litros de agua; la contaminación del aire se reduce y se evitan 2,3 m3 de residuos depositados en los vertederos.

-Reciclando el vidrio ahorramos el 32% de la energía que se requiere para hacer nuevo vidrio.

-Por cada tonelada que se recicla de vidrio se salva una tonelada de recursos. La energía que se ahorra al reciclar una botella iluminará un foco de 100 vatios por 4 horas

Razones para reciclar:

1. Se disminuye considerablemente el volumen de los residuos generados.

2. Se minimiza la contaminación del planeta, ya que al separar nuestros residuos evitamos que se acumulen en ríos, orillas, acantilados y barrancos.

3. Se evita la contaminación y focos de infección dentro de nuestra comunidad.

4. Se disminuye el acarreo de los residuos.

5. El personal de recolección de residuos puede realizar su trabajo más dignamente. De hecho, se crea nuevas fuentes de trabajo.

6. Se disminuye la extracción de recursos naturales no renovables. Se evita la sobreexplotación de recursos naturales.

7. ¿Por qué reciclar los envases? El plástico está hecho de petróleo y de carbón que no se disuelven. Su versatilidad le permite una gran variedad de aplicaciones, especialmente en envases desechables. Esto significa un enorme volumen en los vertederos. Generalmente cuentan con un código de identificación que va del 1 al 7 dependiendo de sus características.

8. Al separar nuestros residuos orgánicos, podemos elaborar abono o acondicionador de suelo para usar en nuestros jardines y/o cultivos, lo cual evita el uso de fertilizantes químicos innecesarios y reduce la contaminación de las aguas.

9. ¿Por qué reciclar el papel? El papel fabricado con celulosa de los árboles, se procesa con materiales líquidos convirtiéndolo en una pulpa, desde donde se recupera la fibra de papel. Esta fibra luego es presionada por enormes rodillos donde termina de botar los restos de líquido, para luego ser enviada a secadores a vapor.

10. Se aprovechan los recursos presentes en los materiales reciclables.

 

Otros artículos

  • Un grupo de activistas liberan perros del criadero de animales para experimentación Green Hill en Italia

    Un grupo de activistas liberaron la pasada semana a unos 30 perros de raza beagle después de realizar una manifestación para protestar contra Green Hill, un criadero de animales dedicado a la experimentación situado en la localidad italiana de Montichiari (Brescia).   El 9 de mayo cuando hablen en el Senado de la directiva europea sobre ensayos con animales esperamos que [...]

  • Bogotá prohibe los circos con animales

    En segundo de cuatro debates, la plenaria de la Cámara de Representantes aprobó el proyecto de ley que establece la prohibición a la utilización de animales en circos. La iniciativa establece que se prohíba el uso de animales en los circos itinerantes en el país. “Se prohíbe el uso de animales de cualquier especie en [...]

  • PREOCUPA EL IMPACTO CLIMÁTICO EN EL GRAN CHACO AMERICANO

    Los resultados de un encuentro de expertos académicos de Argentina, Paraguay y Bolivia realizado recientemente alertan que el cambio climático tendrá un fuerte impacto negativo en la región del Gran Chaco Americano. Según los expertos, las consecuencias negativas se verán a corto plazo. La clave para reducir esos impactos está en trabajar desde ahora en [...]

  • S.O.S. pide a NACIONES UNIDAS salvar el pulmón mas importante del Planeta “EL AMAZONAS”.

    400.000 hectáreas de selva destruídas. 40.000 indígenas desplazados. Ecosistemas y especies arrasadas indiscriminadamente ¡Con tu firma podemos impedirlo! – ¿Celebraremos el Año Internacional de los Bosques con destrucción forestal? ¡¡ ECOCIDIO AUTORIZADO !! Brasil autoriza la destrucción de 400.000 Hectáreas de la selva Amazónica. La presidenta de Brasil Dilma Vana Rousseff ha dado “luz verde” [...]

  • ¿Qué es una casa ecológica?

    Las casas bioclimáticas o ecológicas son aquellas que logran condiciones óptimas de habitabilidad con el mínimo consumo energético, teniendo en cuenta la orientación de la construcción, el terreno y la naturaleza que lo rodea. Deben ser autosuficientes y autorreguladas, con un mantenimiento barato que no dependan de fuentes no locales de energía (electricidad, gas, carbón o leña). La energía [...]